#Opinión3k

[ 28/Junio/2018 ]

Toda democracia es imperfecta y muy comúnmente corrupta. El voto público es lo único que puede empezar a revertir esos males.


El manipular el resultado de una elección de gran escala es más fácil de lo que nos quieren hacer creer; altamente vulnerable si se trata de una votación por computadoras, como sucede en Estados Unidos, aunque en los procesos tradicionales como los de México también sucede de una manera más laboriosa.

Ninguna democracia ha dado de manera definitiva ese paso donde se sepa con certeza quiénes votaron y por quién votaron, que sea información pública para revisar por toda la ciudadanía.


En un escenario mexicano donde la mafia en el poder formada por todos los partidos orquesta un circo político sabiendo quiénes serán los sucesores, es importantísimo contar con esa reforma constitucional, y no tanto por nuestra actualidad donde todos los actores políticos sirven al sistema, sino para un futuro donde exista un verdadero candidato independiente que demande total transparencia en una elección.


El voto libre es un derecho, no un deber ni una obligación; cualquier ciudadano puede decidir votar o no participar. Desconocer al sistema y no legitimarlo es una opción muy válida. Ahora bien, el voto público no es algo totalmente ajeno a las democracias, hay antecedentes de voto cantado en algunos países, y actualmente es algo muy común en las votaciones parlamentarias, incluso en México. Otra de las cuestiones es que además en nuestro país los padrones de los mas de 10 millones de militantes de algún partido político es información pública.


Por lo anterior, sería mero pretexto la postura de que el voto secreto es un derecho, al contrario, el voto público es nuestro derecho para evitar las tiranías.


Tan sólo en México se habla de que hubo “fraude” en las elecciones presidenciales de 1988 y 2012, y muy probablemente habrá otro “circo” en el 2018.


En las democracias del tercer milenio el voto público será nuestro derecho a la transparencia.


...

Carpeta de Anexos:

https://drive.google.com/drive/folders/1DS8-TSONqYFgtJk9uB3DbRFaZ4GWBkJ2?usp=sharing

Contenido:
● Archivo PDF del Artículo.

● Display 1:1 del Artículo.
● Display 16:9 del Artículo.

Por

Rubén Verdugo Terminel

(Navojoa, Sonora, México; 7 de Junio de 1980; @ruben3k)

Escritor, Editor, Poeta y Bloguero. Ha colaborado en medios y boletines electrónicos internacionales con artículos y reflexiones sobre temas políticos, religiosos, sociales y de fe católica. Asimismo, ha sido coordinador general y editor de boletines oficiales impresos. Ha trabajado para la comunidad indígena —nativa y migrante— del Estado de Sonora, México. Autor de los Poemarios ÁMALON (2016) y MUSAS (2020) y del Libro de Ensayos Políticos MÉXICO: THE BLACK BOOK (2019). Actualmente es Propietario y Editor de la  Editorial3k y Revista ÁMALON.

[ Opinión3k ] ● Este Artículo de Opinión de mi autoría (Rubén Verdugo Terminel; @ruben3k) se encuentra bajo la Licencia Abierta de Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0 Internacional http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/ lo que significa que se puede compartir, sin modificaciones, desde mis redes y en medios digitales o impresos sin fines de lucro, dándome correctamente los créditos, citando de manera visible este párrafo, mi presentación y datos de contacto. En caso de ser un medio o espacio con ingresos y con fines de lucro, además de cumplir con lo anterior, deberá contactarme para acordar los términos monetarios de nuestra colaboración.

 

C o n t a c t o

www.ruben3k.com

ruben3k@gmail.com

WhatsApp +52 (662) 128 2980

WhatsApp +52 (662) 496 2212

Hermosillo, Sonora, México.

Principal