#Opinión3k

[ 25/Junio/2018 ]

Estamos a menos de una semana de que se realicen las elecciones presidenciales en México, por lo que es muy posible que se avecine un caos.

 

Las elecciones tienen un virtual ganador desde antes de empezar las campañas: Andrés Manuel López Obrador, que, a diferencia de sus pasadas contiendas electorales, esta vez sí posee la mayoría de las intenciones de voto, incluso en el norte del país, cosa que anteriormente era impensable; hoy la preferencia por él sí es a nivel nacional. Todo esto permitido por alguna razón por la élite política mexicana, que, para resumir y por si aún no te has dado cuenta, todos los partidos se tapan con la misma manta... se solapan sus corrupciones: perro no come perro.

 

Si estás convencido de eso, entenderás lo siguiente.


Nuestros políticos son unos vendepatrias que desde hace décadas están al servicio de intereses extranjeros, eso es por lo que durante todos estos años han matado y desaparecido a todo el que les estorbe. Yo diría que realmente todo empezó con los asesinatos de Clouthier y después Colosio en las elecciones presidenciales de 1988 y 1994. Ahora esas complicaciones a alto nivel las evitan desde abajo; la élite política mexicana que incluye a todos los partidos, incluso a los candidatos independientes de estas elecciones, protegen al sistema, y no dejan opciones a los buenos elementos de los partidos, controlan todos los ascensos.


De esa manera, el sistema controla todas las candidaturas, y las de nivel local son sus primeras pruebas. Para ser Diputado Federal, Senador, Gobernador y, obviamente, Presidente de la República, se tiene que estar comprometido con algún acto de corrupción o difamación muy fuerte —verdadero o fabricado— que los haga vulnerables al perder el apoyo de la mafia en el poder; de esa manera se compromete a los actores políticos, llegando a tal grado que en ocasiones hay que ceder para seguir, si no lo creen pregúntenle al Jefe Diego. En Sonora están los recientes ejemplos del anterior Presidente Municipal de Hermosillo y próximo Senador por Sonora, Manuel Ignacio “Maloro” Acosta, y qué decir de la próxima Senadora y futura Gobernadora de Sonora, Sylvana Beltrones, quien se encuentra en esa posición por tener el pedigrí de su padre.


Ante todo eso, sabiendo que tienen 100% controlada a la prensa y a la inmensa mayoría de los periodistas, y casi el total control del proceso electoral, saben que el único riesgo que tienen son las figuras de las recientemente creadas candidaturas independientes. Es por lo que en estas elecciones se dedicaron a mancharlas con travestis políticos, empezando con la cómplice de la tragedia ocurrida en la Guardería ABC, Margarita Zavala (panista), y qué decir del autollamado Bronco (priísta).


Las razones de tener como favorito en esta ocasión a López Obrador son las mismas de las elecciones del año 2000: control de masas. La única posibilidad de que sigan gobernando los mismos es hacer creer a los mexicanos que existen opciones, y así depositar todas las esperanzas en un posible cambio, tal como pasó con Fox.


Hoy en día la válvula de escape para desahogar al sistema sería López Obrador; sin embargo, algo que me hace pensar en otras intenciones es la recientemente aprobada Ley de Seguridad Interior, la cual legaliza el uso del ejército en cualquier circunstancia a discreción del Presidente.


Hay intereses extranjeros que podrían estar preparando a México como la próxima Venezuela, aunque yo veo que más bien esos intereses quieren desestabilizar a México de otra manera... imagínate de qué magnitud serían las consecuencias —empezando por una inminente devaluación— y el caos interno si después de un triunfo tan anunciado de la “izquierda” viniera el triunfo del PAN, o peor aún, el de Meade y el partido dictador más odiado: el PRI. Ese sería el futuro más violento para todos los que se sintieran ofendidos, acaban de poner al ejército en las manos del Presidente.

 

En el escenario de una “izquierda” derrotada, pienso que, de tratarse de ese tipo de intención, optarían por dar la victoria al PRI para generar un odio más generalizado.

 

México puede tener el peor escenario encima, y estamos a punto de saberlo.


...

Carpeta de Anexos:

https://drive.google.com/drive/folders/1k3jATy2hDtEKZ2-YebI9HKD19PqfW-sK?usp=sharing
 

Contenido:
● Archivo PDF del Artículo.

● Display 1:1 del Artículo.
● Display 16:9 del Artículo.

Por

Rubén Verdugo Terminel

(Navojoa, Sonora, México; 7 de Junio de 1980; @ruben3k)

Escritor, Editor, Poeta y Bloguero. Ha colaborado en medios y boletines electrónicos internacionales con artículos y reflexiones sobre temas políticos, religiosos, sociales y de fe católica. Asimismo, ha sido coordinador general y editor de boletines oficiales impresos. Ha trabajado para la comunidad indígena —nativa y migrante— del Estado de Sonora, México. Autor de los Poemarios ÁMALON (2016) y MUSAS (2020) y del Libro de Ensayos Políticos MÉXICO: THE BLACK BOOK (2019). Actualmente es Propietario y Editor de la  Editorial3k y Revista ÁMALON.

[ Opinión3k ] ● Este Artículo de Opinión de mi autoría (Rubén Verdugo Terminel; @ruben3k) se encuentra bajo la Licencia Abierta de Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0 Internacional http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/ lo que significa que se puede compartir, sin modificaciones, desde mis redes y en medios digitales o impresos sin fines de lucro, dándome correctamente los créditos, citando de manera visible este párrafo, mi presentación y datos de contacto. En caso de ser un medio o espacio con ingresos y con fines de lucro, además de cumplir con lo anterior, deberá contactarme para acordar los términos monetarios de nuestra colaboración.

 

C o n t a c t o

www.ruben3k.com

ruben3k@gmail.com

WhatsApp +52 (662) 128 2980

WhatsApp +52 (662) 496 2212

Hermosillo, Sonora, México.

Principal